¿Te has preguntado alguna vez cuánto tiempo tardan los trabajadores de tu empresa en acceder a la información que necesitan para realizar su trabajo de manera rápida y eficaz? Sin la tecnología y los medios necesarios, un empleado de primera línea se siente desconectado, sin acceso a la información que le permite realizar su trabajo.

A través de una buena estrategia de digitalización, el trabajador se siente conectado, mejorando los procesos y aumentando la eficacia y la seguridad del equipo.

Esta estrategia debe conectar a los trabajadores de primera línea con los diferentes sistemas de información que se utilizan en su planta. Esto permite a los trabajadores conectados llevar a cabo procesos rutinarios de manera eficiente, ya que cuentan con un mayor volumen de datos, lo que permite mejorar la productividad y reducir los gastos operativos.

¿Qué es el trabajador conectado?

Un  “trabajador conectado” es aquel que utiliza constantemente herramientas digitales en el entorno profesional, lo que permite monitorear sus actividades y generar un alto volumen de datos.

A través de la introducción de dispositivos inteligentes en los procesos, se produce una ruptura de barreras entre online y offline, permitiendo tareas y formas de trabajo más flexibles, lo que beneficia al medio ambiente, a los trabajadores y a la propia empresa.

Los trabajadores conectados pueden tener diferentes perfiles: van desde el operador en planta, que cuenta con sistemas que asisten y responden a sus acciones en tiempo real, hasta gerentes y ejecutivos que monitorean los indicadores de desempeño de la producción y usan los datos para crear estrategias de mejora continua.

Decisiones más acertadas, inteligentes y rápidas

El objetivo del trabajador conectado debe ser incrementar la eficiencia, calidad y seguridad de los trabajos. Para alcanzar este objetivo es necesario dotar de las herramientas necesarias a los diferentes profesionales que intervienen en el proceso, desde aquellos que planifican hasta los operarios que ejecutan dichos planes.

Es crucial además que estas nuevas herramientas estén correctamente integradas, tanto desde la perspectiva de ergonomía como acceso a los datos que son requeridos para alcanzar el propósito para el que fueron ideadas.

Cuando estos dos requisitos se cumplen, el resultado son trabajadores que cuentan con gran cantidad de datos altamente útiles para el desarrollo de sus responsabilidades, lo que les permite actuar de manera rápida, consiguiendo tomar decisiones más acertadas e inteligentes.

Si piensas que la digitalización de tu empresa tiene un coste demasiado alto, debes tener en cuenta que los trabajadores conectados aportan grandes beneficios a las compañías. Según una encuesta de Prophet, estos son los principales factores que impulsan a las organizaciones a adoptar herramientas digitales para sus empleados:

Oportunidades de crecimiento del mercado (51%)

Evolución de las preferencias de comportamiento del cliente (46%)

Mayor presión competitiva (41%)

Nuevas regulaciones y estándares de cumplimiento (38%)

Evolución de las preferencias de los empleados (26%)

Inversión proactiva para corregir cuellos de botella (26%)

Falta de iniciativas digitales (19%)

En ALSI generamos software personalizado a cada cliente, en función de las necesidades que presenten y hecho a medida a cada proceso. De esta manera, tus trabajadores cuentan con toda la información necesaria, a tiempo real, haciendo dicho procesos más productivos y generando una mayor rentabilidad.