Automatizar tus procesos industriales puede tener múltiples beneficios para tu negocio, pero es importante que tengas en cuenta diversos factores. ¿La automatización será parcial o total? ¿Qué procesos necesito simplificar? ¿Hay algún proceso que pueda ser peligroso para mis trabajadores? ¿Cómo puedo conseguir maximizar mi producción?

Lo más importante en la automatización de tus procesos es conocer en profundidad tu empresa y sus particularidades, pues los procesos industriales se deben adaptar a cada una de ellas, con el fin de cumplir con las especificaciones técnicas.

Facilitar procesos 

Los procesos automatizados se repiten continuamente sin alteraciones (a menos que en un momento dado se quiera modificar para beneficio de la producción), lo que permite producir de forma ininterrumpida con una disponibilidad 24/7. Si tu empresa tiene una marcada estacionalidad en la producción, esta ventaja es especialmente interesante.

Tiempo de producción

El tiempo de producción se reduce significativamente en los procesos automatizados, como consecuencia de la eficiencia y precisión de dichos procesos. 

Nivel de calidad asegurado 

La automatización permite conseguir una mayor calidad en los procesos, puesto que cada variable (pesos, medidas, etc.), se calculan a la perfección, sin lugar al error. Esto hace que la precisión sea mucho más elevada que en un proceso manual, consiguiendo un producto final de un nivel de calidad mayor. Además, no se producen interrupciones por errores, lo cual es también positivo para maximizar resultados. 

Procesos de producción seguros 

Especialmente en procesos que incluyen maquinaria pesada, temperaturas elevadas o entornos peligrosos, los procesos automatizados incrementan la seguridad del personal, al haber una maquina intermediaria que se encarga del trabajo más complejo. 

Ahorro de costes

La automatización aumenta la eficiencia energética, así como el uso de materias primas y reduce el personal de base necesario en la cadena de producción. Por lo tanto, se reducen los costes asociados a suministros y plantilla.

Información valiosa en tu poder

La automatización de la producción permite conseguir datos precisos de gran relevancia para tu negocio, lo que te ayudará a saber qué funciona y qué no, así como tomar decisiones importantes ante cambios o alteraciones en la producción. 

Producción adaptada a tus necesidades

Los procesos de producción automatizados se adaptan a tus necesidades, resolviendo problemas de manera sencilla y haciendo posible los procesos más complejos. La automatización permite adaptar el producto a las características y requerimientos específicos de cada empresa. 

Ventaja competitiva

Optimizar tus procesos hace que tu empresa pueda dar una mejor respuesta a las necesidades del sector, ofreciendo productos de una mayor calidad y en el menor tiempo posible. Esto aumenta tu competitividad en el mercado.

No olvides que lo esencial es definir con detalle tus necesidades, teniendo en cuenta todas las variables que afectan a tu proceso de producción. 

Los factores que debes valorar son:

Seguridad de los trabajadores.

Costes y beneficios. ROI.

Volúmenes de producción y estacionalidades.

Vida útil del producto.

En cualquier caso, lo más importante es que en la fase de definición del proyecto cuentes con especialistas que te asesoren. El ALSI te escuchamos, analizamos tus necesidades y desarrollamos la solución que mejor se adapta a tu negocio. 

Si necesitas información o asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros. We make it posible. We make it easy!