Seguramente ya hayas escuchado hablar sobre la transformación digital. De hecho, desde hace un tiempo, este término ha estado presente en nuestro blog. Pero, ¿qué es exactamente la transformación digital? En este post te vamos a explicar qué es exactamente la transformación digital y cuáles son los principales impactos y retos de la implementación de esta en el sector industrial.

Empecemos por la definición de transformación digital

Hay distintas formas de definir la transformación digital pero la más completa es la que os detallamos a continuación:

La transformación digital es un proceso por el cual las empresas reorganizan sus métodos de trabajo y estrategias para obtener más beneficios gracias a digitalizar procesos y a la implementación de las nuevas tecnologías.

Cuando hablamos de transformación digital no hablamos de un producto ni una solución que se pueda comprar, sino de abarcar todo lo relativo a la tecnología de la información en cada sector. Por tanto, el talento y las aptitudes digitales son piezas clave para la transformación y explotación de nuevas oportunidades de estrategia de negocio.

Ahora que ya conocemos lo que significa este término, vamos ha hablar del impacto que tiene en el sector industrial.

La transformación digital en el sector industrial.


La cuarta revolución industrial o industria 4.0 está muy ligada con la transformación digital y con las nuevas tecnologías que, durante este último año, están jugando un papel muy importante. Estas son las principales:

  • Big Data. Este avance de la extracción masiva de datos para, posteriormente, transformarlos en inteligencia, permite a la industria mejorar procesos basados en análisis y decisiones inteligentes. Además, también ayuda a la hora de ejecutar acciones específicas. 

  • Cambio de cultura empresarial. Las nuevas tecnologías que componen la cuarta revolución industrial generan un cambio en la mentalidad empresarial, haciendo que esta se adapte a nuevas realidades de gestión, comunicación, mantenimiento y, sobre todo, la nueva forma de trabajar.

  • El internet de las cosas (IoT) conlleva dispositivos interconectados que son capaces de recopilar información de valor que ayuda a aumentar la eficiencia y la productividad industrial.
  • Ciberseguridad. La transformación digital en el sector industrial implica el uso de tecnologías que blinden a la empresa ante controles de acceso, el robo de datos y, de esta forma, puedan proteger la integridad de los datos que gestionan.

  • Cloud Computing. Tener toda la gestión de bases de datos en la nube es uno de los factores claves en la digitalización de la industria. Ya que esto permite tratar y gestionar  una gran cantidad de datos sin que suponga un gran coste de infraestructura.

Impactos de la transformación digital en las industrias

La transformación digital en las industrias permite combinar distintas prácticas que dan como resultado nuevas técnicas que pueden mejorar las fuentes de ingresos. Estos son algunos de los impactos positivos que podemos encontrar:

  • Descentralización de la producción haciendo más fácil la movilidad y la comunicación en remoto

  • Reducción de costes debido al ahorro de tiempo en los procesos.

  • Aumento de la rapidez de respuesta ante los cambios de demanda del mercado

  • Mejora de la productividad y la eficiencia de las operaciones

  • Impulso de la cultura de la innovación, lo cual permite a la empresa estar preparada para cualquier disrupción que pueda surgir.

  • Nuevas oportunidades de negocio y fuentes de ingreso, haciendo posible crear nuevos productos y servicios.

  • Potencia la toma de decisiones ya que tiene la posibilidad de profundizar en el análisis de datos.

  • Mejora de la colaboración y la integración interna, ya que facilita la comunicación entre los distintos departamentos.

  • Atracción de nuevo talento a la empresa, fomentando el reconocimiento de los sistemas y despertando el interés de profesionales especializados en la digitalización.


Como podemos ver, la transformación digital en el sector industrial tiene un gran número de impactos positivos, pero también tiene una serie de retos que no podemos dejar en el olvido.

Retos de la transformación digital en la industria.

1.Evaluación del impacto. El despliegue de tecnologías en las fábricas ha de poder medirse para así cuantificar los resultados de la transformación.  Evaluar su impacto permite comprobar si los sistemas y medidas adoptadas son las más adecuadas.

2.Cultura empresarial. Este reto es uno de los más difíciles, ya que supone cambiar la perspectiva sobre cómo se hacen las cosas y pasar de unos modelos tradicionales y arraigados a otros más disruptivos.

3.Análisis de datos. Uno de los mayores retos a los que se enfrenta la industria 4.0 es el análisis de datos en tiempo real. 
Y es que, la implantación de nuevas tecnologías en la industria ha creado un nuevo modelo de negocio en el que los datos adquieren una gran importancia, sobre todo porque pueden potenciar toda la cadena de suministro.

4.La información en tiempo real recabada mediante los sensores y su correcta capitalización, hará posible que las empresas tomen las decisiones correctas de forma inmediata. Además, los datos en tiempo real permiten que las compañías, del sector de la Industria 4.0, se roboticen de manera efectiva siempre y cuando las combinen una serie de elementos:

  • La inteligencia del negocio aumentará, facilitando la automatización de procesos de decisión.
  • La aparición de interfaces de realidad aumentada que hacen más fácil la interacción entre las máquinas y las personas.
  • Gracias a la conectividad del IoT y todas las tecnologías de la industria 4.0, el poder del cómputo será mayor, lo cual facilitará la robotización.
  • La mejora de la transferencia de instrucciones desde un entorno digital a uno físico, gracias a elementos tales como el 3D.

5.Adquisición de talento. Esta automatización de los procesos implica que, muchos de los perfiles que se demandaban en las industrias, pasen a ser sustituidos por otros que tengan capacidades acordes a la industria 4.0. Es imprescindible detectar ese talento y formar al personal con las habilidades adecuadas para que sean capaces de adaptarse y promover el cambio.

Para conseguir salvar los retos de la transformación digital en el sector industrial, es necesario que haya unas propuestas definidas con anterioridad y que, estas, se encuentren enmarcadas dentro de un plan estratégico de la empresa para obtener las máximas probabilidades de alcanzar los objetivos.